fbpx

Cómo Crear Tu Primer Curso Online Desde Cero

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Estás pensando en lanzar tu propio curso online pero tienes un montón de dudas y no sabés bien por dónde arrancar? 


No desesperes. Prometo que hace un tiempo yo también estuve ahí. Sé que al principio, cuando te planteas la idea de crear y lanzar tu propio curso online todo puede parecer un poco agobiante. Son un montón de cosas a tener en cuenta ¿Qué plataforma uso? ¿Cómo voy a hacer para cobrar? ¿Cómo hago para grabar los videos y que queden bien? ¿Cómo hago para estructurar los contenidos? ¿Cómo sé si a la gente le va a gustar mi curso? 

Hoy te  voy a enseñar en 6 pasos todo lo que tienes que tener en cuenta antes de lanzarte a crear tu propio curso online. Prometo que deberías poder responderte varias de las preguntas que te debés estar haciendo y ojalá te ayude a dar ese paso para que vos también te animes a crear tu propio curso online. 

El mundo de los cursos online sin duda que llego para quedarse. Cada día más y más gente elige el camino de la autoeducación para aprender algún conocimiento o para desarrollar alguna habilidad específica. Incluso ahora con la cuarentena y esta nueva normalidad, este tipo de educación se aceleró más aún. 

En mi caso yo arranque con mi propio curso online este año (2020), en Marzo. Hace solo unos pocos meses. Estoy felíz que en tan poco tiempo ya se sumaron más de 200 alumnos y sobre todo que veo que el curso los está ayudando muchísimo y los comentarios son muy positivos. Esto último, sin dudas es lo que más me empuja a seguir trabajando en este proyecto todos los días. 

El primer paso para crear tu curso online es:

 

  1. Elige lo que vas a enseñar y el problema que vas a resolver con tu curso

A la hora de elegir qué vas a enseñar, te recomiendo que no sólo pienses en un tema en el cual tengas conocimientos y experiencia, sino que también sea algo que te gusta mucho. Idealmente algo que te apasione! Te prometo que esto cambia todo. Si logras encontrar ese tema que te apasione, todo se te va a hacer más fácil. Crear un curso online lleva bastante trabajo. Vas a tener que dedicarle un montón de horas. Lo bueno es que puedes elegir enseñar lo que vos quieras! Así que más vale que elijas algo que te permita disfrutar el camino. 

Es importante que te preguntes qué problema le vas a resolver a la gente con tu curso. Esto te debería ayudar mucho a la hora de pensar todos los contenidos. 

 

2. Definir la estructura y duración del curso:

 

Si es tu primer curso. Tal vez te convenga arrancar por armar un curso corto. No hace falta que te lances de entrada a armar un curso demasiado sofisticado y extenso. Lo último que quieres es tener que abandonar el curso antes de siquiera llegar a lanzarlo. Además, después siempre vas a tener tiempo de poder extenderlo e ir sumándole a tu curso nuevos contenidos. 

Para pensar la estructura de tu curso, te sugiero dividirlo en módulos. Cada módulo puede responder a un tema más macro y después dentro de cada módulo vas a incluir varios capítulos. 

A mi los cursos que más me gustan y que más me sirven son los que te van llevando por una metodología práctica donde después de escuchar la teoría yo tengo que ir poniéndola en práctica. 

La duración total de los cursos puede variar bastante la verdad pero pienso que para un primer curso esta bien que apuntan a que la duración total del curso sea de entre 2 y 3 horas. De todas formas, lo que más importa es la calidad y no tanto la cantidad. Te sugiero que te enfoques en preparar contenidos que realmente agreguen valor y ayuden a tus alumnos a resolver un problema concreto. 

 

3. Prepara material de apoyo:

 

La dinámica que a mí más me gusta para aprender e interiorizar un nuevo conocimiento es primero repasar la teoría, después, ver algún ejemplo práctico y por último poder llevarlo yo misma a la práctica. Bueno el material de apoyo, es justamente para ayudar a tus alumnos a que lleven a la práctica eso que les estás enseñando. Lo más importante es que tu curso ayude a tus alumnos a lograr resultados por ellos mismos. 

El material de apoyo pueden ser archivos de texto o planillas para que tus alumnos tengan como referencia y para que vayan completando a medida que van avanzando con el curso. 

 

4. Arma tu escenario para grabar el curso:

 

No hace falta que te consigas un super estudio de grabación. La gran mayoría de los cursos online son caseros y la verdad es que deberías poder grabar los contenidos desde tu casa y hasta con tu celular. 

Antes de ponerme a grabar los contenidos de mi curso yo ya había arrancado hace un tiempo con mi canal de Youtube y ya tenía armado en mi departamento el lugar donde grabo, que de hecho, es este mismo escenario que estás viendo acá.

En cuanto al equipo. Al principio ni hace falta que inviertas en una cámara profesional. Yo todavía sigo grabando todos mis videos con mi celular. Lo que sí me compré y lo recomiendo mucho es un aro de luz led para sostener el celular y mejorar la luz de la filmación. Esto si que te va a ayudar mucho a mejorar la calidad de tus videos. Me acuerdo que al principio tenía que apoyar el celular sobre una estructura de libros y además de que era un poco incómodo alguna que otra vez tenía algún “blooper” donde se me caía y tenía que volver a grabar todo.

 

5. Elegí una plataforma para alojar el curso:

 

Hay 3 tipos de plataformas que puedes usar. Están las plataformas que te cobran un precio mensual por el uso de plataforma como es el caso de Teachable o Kajabi. Lo bueno de este tipo de plataformas es que vas a recibir el 100% de las ventas de tus cursos y las bases de datos de tus clientes y los derechos de los contenidos te pertenecen. 

Por el otro lado, hay plataformas que en lugar de cobrarte por el uso de la plataforma, te cobran una comisión por cada venta que haces. 

Yo por ejemplo estoy usando Hotmart. Es una de las más conocidas para el mercado hispáno y mi experiencia con la plataforma es realmente muy buena. Tiene todo lo que necesitas. Vos sólo tenés que ocuparte de producir y editar los contenidos y subirlos a la plataforma. 

Otra alternativa de este tipo es Udemy. Es una de las más populares del mundo. En esta plataforma, al igual que en Hotmart, no hace falta invertir para poder publicar tu curso pero como contra pierdes los derechos de autor y no te permite fijar el precio de tus cursos. Vas a cobrar un porcentaje de las ventas que puede estar entre el 25% y 50% del precio. 

La tercer alternativa es diseñar tu propia página para alojar el curso. Podrías usar por ejemplo un WordPress. Lo bueno de esto es que vas a tener total control del contenido de tus cursos. Los derechos te pertenecen y no vas a tener que pagarle ninguna comisión a nadie. Cómo negativo, vas a tener que invertir en desarrollar el sitio y lo más probable es que la experiencia del usuario no va a ser tan buena cómo en alguna de las otras plataformas profesionales que te mencionaba. 

Cómo verás, nunca hay una alternativa necesariamente mejor que la otra. Te recomiendo que evalúes todas las alternativas y elijas la que mejor se acomoda a tus necesidades del momento. 

Y por último:

6. Lánzalo y promociónalo

 

Casi tan importante como el propio contenido del curso, es armar un buen plan de marketing para que el lanzamiento sea todo un éxito! No quieres que todo el esfuerzo que pusiste en pensar, grabar y editar esos contenidos haya sido para que solo compren el curso unas pocas personas. 

Aprovecha todas tus redes sociales y si ya tienes una lista de mails puedes escribirles usando alguna herramienta de email marketing como Mail Chimp o Get Response por ejemplo. 

Te sugiero que empieces a promocionar tu curso incluso mucho antes de tenerlo listo! Cuéntale a la gente sobre tu curso desde que es solo una idea. Pídele ideas a tu audiencia y valida que realmente haya interés por el contenido que tanto esfuerzo vas a poner en crear. 

Piensa también en estrategias de tráfico pago. Seguro que vas a necesitar invertir en anuncios de FB, anuncios de búsqueda de Google y de Youtube. Incluso puedes armar una estrategia de marketing con influencers! 

Bueno espero que estos consejos te hayan ayudado y ahora tengas un poco más de claridad sobre lo que realmente requiere poder lanzar tu primer curso online. Ojalá te animes. Mi experiencia creando y lanzando mi propio curso online fue súper gratificante y enriquecedora. Hoy mi curso es mi principal fuente de ingresos. Me encanta el estilo de vida que me permite este tipo de negocio y estoy segura que recién estoy arrancando mi camino ¡Todavía tengo mucho por aprender y por recorrer!

 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

También puedes leer